Considerado un producto farmacéutico de vital importancia para los sistemas de salud a nivel mundial.

Aplicado en casos de deficiencia respiratoria, resucitación, anestesia, creación de atmósferas artificiales, terapia hiperbárica, tratamiento de enfermedades respiratorias, etc.

El método de licuefacción del aire nos permite producir el oxígeno gaseoso medicinal de la más alta pureza en concordancia con la normativa vigente de la Farmacopea Europea:

ENSAYO ESPECIFICACIONES METODOLOGÍA
Pureza (O2)
Mínimo 99,5% v/v de O2
Analizador paramagnético
Dióxido de Carbono (CO2)
Máximo 300 ppm v/v
Analizador infrarrojo
Monóxido de Carbono (CO)
Máximo 5 ppm v/v
Analizador infrarrojo
Humedad (H2O)
Máximo 67 ppm v/v
Analizador electrolítico